Primer blog español sobre bodas exclusivas, dirigido por una Wedding Planner profesional

Desde Exclusive Weddings os damos la bienvenida a nuestro blog, desde el cual pretendemos informaros, ayudaros y resolver todas vuestras dudas acerca de este mundo tan apasionante y a la vez tan estresante como es el de la organización de bodas.

Como Agencia profesional de Wedding Planners especializada en bodas de "alta costura", intentaremos daros las mejores ideas y consejos, avalados por nuestra experiencia y la de los mejores profesionales del sector, para que podáis hacer realidad la boda de vuestros sueños.

Para ello contamos con la experiencia y profesionalidad de
Emy Teruel Cano, Wedding Planner & Designer y Directora de Exclusive Weddings, la cual lleva dedicándose a la organización de eventos desde 1996 y al diseño y organización de bodas en Cataluña desde el año 2002 con gran éxito y reconocimiento, lo que le ha permitido llevar a cabo bodas muy exclusivas y ser elegida por personalidades del mundo cultural, social y político a la hora de organizar sus eventos. Su trayectoria intachable y su excelencia en las bodas que diseña, además de ser la pionera en España en introducir el concepto de Wedding Planner & Designer, la han convertido en la primera y de momento única Wedding Planner miembro de la Asociación Española del Lujo.

Esperamos pues que os sea de utilidad este blog, que participéis en el mismo con vuestros comentarios y que lo recomendéis a quienes creáis que puedan necesitarlo.

Las bodas de "alta costura" están al alcance de todos aquellos que valoran la exclusividad, la personalización y la excelencia en el servicio.

miércoles, 30 de abril de 2014

Lugares de Ensueño by Tarannà Luxury Travel: Atitlán, el más bello lago de la Tierra

ATITLÁN Y LOS CÓDICES DE PAPEL DE AMATE


Hace unos 48.000 años, después de una erupción volcánica que según cuenta la leyenda fue la mayor de la historia, se formó una caldera volcánica que, con el tiempo y gracias a las aguas que los siglos hicieron verter en ella, dio lugar al lago más profundo de Centro América. Pincelado por tres impetuosos volcanes de más de 3.000 metros de altura que asientan su poder sobre sus orillas, el Atitlán es, dicen, el más bello lago de la Tierra.

Dejábamos atrás días por lugares que desde hace mucho tiempo nos habían atraído, en nuestras lecturas, siempre curiosos por desentrañar los mapas del mundo: Tikal, Antigua, Chichicastenango,.....Navegábamos en nuestra barquita, recién casados y absortos en el paisaje circundante, por las mansas aguas del Atitlán, camino del pueblecito de San Antonio de Palopó. El sonido del renqueante motor nos sumergía con su ronroneo en historias que habíamos leído de tiempos muy lejanos, de cuando casi mil años antes de nuestra era se empezaba ya a utilizar la corteza del amate para fabricar los primeros “papeles”, sobre los que quedaron escritos los más antiguos códices de Mesoamérica. Palopó quiere decir eso “palo” por árbol, “po”, de poj o planta de amate. Y San Antonio de Palopó aún vive en presente su historia y sus tradiciones mayas, como las de sus antiguos códices, como en el Barranco Blanco, una cueva que se encuentra en una pared de piedra donde los habitantes del lugar suelen llevar ofrendas e invocar a sus deidades.

Asentado en lo alto de la orilla entre San Antonio y Santa Catrina, con una vista indescriptible sobre los tres volcanes, el hotel que habíamos elegido para un corto descanso, para tomar un receso antes de continuar nuestro viaje: Casa Palopó. Sus encantadoras y coloridas estancias estaban delicadamente decoradas con arte indígena y colores muy étnicos, propios de las ropas de las gentes que habitan los pueblos del lago. Su restaurante nos deleitó con platos basados en peces de sus orillas, de verduras de sus tierras, de frutos de sus árboles, en una enloquecida catarata de sabores y olores. Su piscina, infinita, como centro del rito sagrado de nuestro encuentro diario con el lago más bello.
Amábamos y odiábamos el momento, el deseo de querer conocer más el país y el impulso irrefrenable de prolongar nuestra estancia en esta orilla del Atitlán.
Quedará en nuestro recuerdo, como los códices milenarios sobre el papel de amate, el papel de palpó.



1 comentario:

  1. ¡Hola! Acabamos de descubrir tu blog y te seguimos desde ahora. Ojalá que te guste nuestro espacio :)
    ¡Un abrazo grande de parte de los tres!

    ResponderEliminar