Primer blog español sobre bodas exclusivas, dirigido por una Wedding Planner profesional

Desde Exclusive Weddings os damos la bienvenida a nuestro blog, desde el cual pretendemos informaros, ayudaros y resolver todas vuestras dudas acerca de este mundo tan apasionante y a la vez tan estresante como es el de la organización de bodas.

Como Agencia profesional de Wedding Planners especializada en bodas de "alta costura", intentaremos daros las mejores ideas y consejos, avalados por nuestra experiencia y la de los mejores profesionales del sector, para que podáis hacer realidad la boda de vuestros sueños.

Para ello contamos con la experiencia y profesionalidad de
Emy Teruel Cano, Wedding Planner & Designer y Directora de Exclusive Weddings, la cual lleva dedicándose a la organización de eventos desde 1996 y al diseño y organización de bodas en Cataluña desde el año 2002 con gran éxito y reconocimiento, lo que le ha permitido llevar a cabo bodas muy exclusivas y ser elegida por personalidades del mundo cultural, social y político a la hora de organizar sus eventos. Su trayectoria intachable y su excelencia en las bodas que diseña, además de ser la pionera en España en introducir el concepto de Wedding Planner & Designer, la han convertido en la primera y de momento única Wedding Planner miembro de la Asociación Española del Lujo.

Esperamos pues que os sea de utilidad este blog, que participéis en el mismo con vuestros comentarios y que lo recomendéis a quienes creáis que puedan necesitarlo.

Las bodas de "alta costura" están al alcance de todos aquellos que valoran la exclusividad, la personalización y la excelencia en el servicio.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Nuevos datos estadísticos de bodas en España según el “Libro blanco de las Bodas”, con comentarios añadidos de Emy Teruel, Directora de Exclusive Weddings

La prestigiosa escuela de negocios IE Business School, junto a Bodaclick y con la colaboración de Google han sacado al mercado en noviembre de 2012 el “Libro Blanco de las Bodas en España” con datos más reales y actualizados de lo que mueve el sector de las bodas en nuestro país.



El coste medio de una boda en España se sitúa en torno a los 23.200 euros, siendo las partidas de restauración, vestido de novia y viaje de novios los que se llevan la mayor parte del presupuesto. El informe revela que los principales gastos son el cubierto --cuyo precio oscila entre 100 y 150 euros de media-- el vestido de novia --entre 1.100 y 1.800 euros-- y el viaje de novios, entre los 1.000 y 3.000 euros. “Por supuesto que esta cantidad dependerá mucho del nº de invitados y de la Comunidad Autónoma donde se lleve a cabo la boda, afirma Emy Teruel Directora de Exclusive Weddings, pues la partida más grande es el cubierto y va en proporción del nº de invitados, y las Comunidades Autónomas donde es más caro casarse son Madrid, Cataluña y País Vasco. Por otro lado, con la crisis el número de invitados en las bodas se ha visto reducido considerablemente, y en estos tiempos cada vez es más raro ver bodas multitudinarias de más de 400 invitados".

En el caso de la ceremonia religiosa, el presupuesto alcanza los 25.000 euros mientras que una ceremonia civil ronda los 20.300 euros. El 61% de las parejas de novios prefiere una boda civil, frente al 38% que prefiere una ceremonia religiosa. “No obstante, como cada vez más las ceremonias que se realizan en nuestro país son civiles y éstas no se limitan a ir a firmar al Ayuntamiento o Registro sino que van acompañadas de ceremonias en el mismo lugar del banquete, el montaje de las mismas suele incrementar también esta partida y en la mayoría de ocasiones resulta más caro que casarse por la iglesia, comenta Emy Teruel”.

Además, el sector de las bodas movió 3.615,7 millones de euros en 2011, lo que supone el 0,34 por ciento del PIB español. Asimismo, creó 87.897 puestos de empleo directos durante el pasado año, lo que representa el 0,70 por ciento del empleo total del sector Servicios en España.

Sobre el peso de los distintos subsectores involucrados en la organización de un enlace, el Libro Blanco constata que el mayor peso recae en Hostelería (Hoteles, salones y restaurantes), con un 57,8 por ciento de la facturación total del negocio nupcial, seguido de viajes de novios (12,3%), listas de boda (5,5%), ropa y complementos (5,2%), fotografía y vídeo de la boda (4,34%). El documento también destaca el peso de otros subsectores como floristería y decoración (3,78%), belleza y estilismo (3,43%), música y entretenimiento (2,33%), joyería (2,15%), invitaciones y detalles (1,77%) y alquiler de vehículos, que supone el 1,08 por ciento del total de facturación.

En seis de los subsectores analizados --alquiler de vehículos, floristería, fotografía, hostelería, joyería y ropa y complementos-- la facturación procedente de la organización de bodas había disminuido en 2011 respecto a 2008, según el libro. Por el contrario, en los subsectores de belleza y estilismo, invitaciones y detalles, listas de boda y música y entretenimiento, la facturación procedente de las bodas ha ganado peso mientras que el subsector de viajes de novios se ha mantenido en niveles similares en los tres últimos años. "Ahora las bodas ya no son tan ostentosas como hace unos años... Lo de tirar la casa por la ventana ya no está bien visto, a pesar de que novios que puedan permitírselo van a gastarse el dinero en lo mejor pero no en lo más vistoso".

En cuanto al lugar de celebración de la boda, una de cada tres parejas opta por una finca, seguida de celebraciones en hoteles (19%), restaurantes (18%) y salones de bodas (16%) mientras que un 14 por ciento de los encuestados han escogido otras opciones como bodegas, casas rurales, carpas o playas.

Los vestidos son elegidos, tanto por el novio como por la novia, en tiendas especializadas en el 78 por ciento de los casos. El 12 por ciento de las novias recurre a un diseñador específico y el 6 por ciento se decanta por una modista propia. En el caso de los novios, el 10 por ciento se decanta por un sastre, el cinco por ciento recurre a un diseñador específico y un dos por ciento opta por un traje prestado.

El informe también refleja que en regalos, un 42 por ciento de los encuestados opta por la obtención de recursos monetarios a través de cuentas bancarias, un 39 por ciento prefiere recibir el dinero el día del enlace y un 9 por ciento se decanta por la lista de bodas.

Respecto a la luna de miel, el viaje más recurrente es de playa (33% de los casos), seguido de los destinos culturales (26%), los cruceros (un 11%) y los destinos de naturaleza (un 9%). En cuanto a la duración, lo más común es un viaje de dos semanas, mientras que un 28 por ciento se decanta por viajes de una semana y el 15 por ciento prolonga su viaje más allá de dos semanas.

Por otro lado, el 93 por ciento de los encuestados ha señalado se conecta a Internet diariamente para temas relacionados con la organización de su boda. En este sentido, un 7 por ciento lo hace dos o tres veces por semana; el 53 por ciento se conecta a través del móvil y un 13 por ciento emplea un tablet/PC. Además, un 38,1 por ciento afirma haber contratado a través de Internet algún servicio relativo a su boda. Sobre los principales motivos para usar Internet, los encuestados han hecho alusión a la comodidad para realizar compras y la contratación de servicios (77,6%), la variedad de ofertas (68,2%) y la rapidez (50,2%).

Además, preguntados por dónde buscan información sobre su boda los novios se decantan mayoritariamente (86,4%) por el medio 'online' a través de buscadores. Casi el 40 por ciento de las búsquedas giran en torno a los vestidos, los trajes, el maquillaje y el peinado. Las parejas también utilizan portales temáticos (66,1%) y amigos y familiares (59,6%) mientras que las ferias del sector bodas han sido empleadas por un 55,3 por ciento de los participantes.

“Está claro que Internet se ha convertido en una herramienta clave en este sector de las bodas, afirma Emy Teruel, pero no se debe olvidar que todo lo que figura en Internet no es demostrable ni tiene porqué ser cierto. Internet es un arma de doble filo que hay que saber utilizar. Si se sabe buscar y comparar, Internet ayudará a los novios en muchas ocasiones. Si por el contrario se quedan con la primera impresión que reciben de una web o artículo, puede ser que se lleven un desengaño. Internet está muy bien para buscar y encontrar información pero hay que hacer muchas más cosas para tener la certeza de que la información es veraz. Y por supuesto, hay aspectos de la boda que indudablemente hay que verlos o tratarlos en persona, pues una imagen, web o titular por sí solos no dicen nada: aspectos como los espacios, el banquete, la fotografía y sobre todo una Wedding Planner profesional hay que estudiarlos a fondo antes de contratarlos, así ninguna pareja de novios se llevará sorpresas de última hora y disfrutarán tranquilos el día de su boda.”

Fuente: El libro blanco de las bodas, Europa Press (comentarios Emy Teruel)

No hay comentarios:

Publicar un comentario