Primer blog español sobre bodas exclusivas, dirigido por una Wedding Planner profesional

Desde Exclusive Weddings os damos la bienvenida a nuestro blog, desde el cual pretendemos informaros, ayudaros y resolver todas vuestras dudas acerca de este mundo tan apasionante y a la vez tan estresante como es el de la organización de bodas.

Como Agencia profesional de Wedding Planners especializada en bodas de "alta costura", intentaremos daros las mejores ideas y consejos, avalados por nuestra experiencia y la de los mejores profesionales del sector, para que podáis hacer realidad la boda de vuestros sueños.

Para ello contamos con la experiencia y profesionalidad de
Emy Teruel Cano, Wedding Planner & Designer y Directora de Exclusive Weddings, la cual lleva dedicándose a la organización de eventos desde 1996 y al diseño y organización de bodas en Cataluña desde el año 2002 con gran éxito y reconocimiento, lo que le ha permitido llevar a cabo bodas muy exclusivas y ser elegida por personalidades del mundo cultural, social y político a la hora de organizar sus eventos. Su trayectoria intachable y su excelencia en las bodas que diseña, además de ser la pionera en España en introducir el concepto de Wedding Planner & Designer, la han convertido en la primera y de momento única Wedding Planner miembro de la Asociación Española del Lujo.

Esperamos pues que os sea de utilidad este blog, que participéis en el mismo con vuestros comentarios y que lo recomendéis a quienes creáis que puedan necesitarlo.

Las bodas de "alta costura" están al alcance de todos aquellos que valoran la exclusividad, la personalización y la excelencia en el servicio.

jueves, 30 de julio de 2009

Entrevistamos a: Germán Bellavista, fundador de Black & Blanc fotografía

Si alguien piensa que hacer un reportaje de bodas es sencillo se equivoca completamente. Son las fotografías más complicadas de hacer puesto que no nos encontramos en un estudio, ni se pueden repetir tomas. En cambio, se hace todo con prisas, los espacios tienen diferentes cambios de luz, hay invitados que siempre están en medio… En definitiva, se ha de captar en una décima de segundo momentos irrepetibles llenos de emociones… Y sólo los buenos fotógrafos profesionales especializados en bodas son capaces de hacer este magnífico trabajo y plasmarlo en un libro lleno de recuerdos entrañables.


Germán Bellavista, es hoy en día un referente en el mundo de la fotografía, sobretodo en la fotografía de bodas y de reportaje social, por su especial forma de captar lo que ocurre a través del objetivo de su cámara y de plasmarlo en un libro lleno de momentos mágicos e inolvidables.


Su trayectoria profesional como fotógrafo comienza allá por el año 1988 especializándose en fotoperiodismo y colaborando para revistas, periódicos, ONGS e incluso realizando catálogos publicitarios. Toda su trayectoria profesional ha estado llena de grandes reconocimientos y sus reportajes fotográficos hoy en día son modelos a imitar por otros fotógrafos.





¿Qué es Black & Blanc? ¿Cómo nace y quienes lo forman?

Black & Blanc nace en el año 1997 en Barcelona como alternativa al estancado panorama de la fotografía de bodas. Somos un equipo reducido de profesionales de la imagen (Imma Edo, Quim Pasqual y yo mismo) que combinamos el reportaje social con fotografía de publicidad, editorial y making off, y que nos desplazamos por todo el mundo si requieren de nuestros servicios. En estos 12 años hemos ido consolidando un estilo propio que ha sido referente en el sector, en parte gracias a los consecutivos premios LUX que hemos obtenido, en especial los años 2000 i 2001, por ser los primeros que se otorgaban en la categoría de reportaje social, donde se incluyen las bodas.
.




¿Qué tipo de fotografía hacéis?


Nuestra fotografía es foto-periodística en el sentido más puro, sin poses ni montajes, buscamos la autenticidad en las imágenes siempre desde el punto de vista personal del fotógrafo, con un aire de moda y publicidad que hace más atractiva nuestra propuesta.





¿Por qué decidisteis dedicaros al mundo de las bodas?

Ya llevábamos años dedicándonos a la fotografía profesional, cuando en 1990 empezamos a realizar reportajes para amigos. Al principio no pensábamos en dedicarnos plenamente a ello y lo veíamos como algo ocasional, pero al final nos lanzamos, ya que el producto era totalmente diferente a lo que existía en ese momento en el mercado, algo totalmente innovador, y los novios estaban encantados con el resultado.
.




¿Qué os diferencia de la competencia?



Una de nuestras principales diferencias radica en que ofrecemos a los novios un concepto de fotografía mucho más dinámico y espontáneo que la mayoría, que se basa más en la reiteración de unas poses estudiadas. Intentamos transmitir “emociones” en todas las imágenes que captamos.

Por otra parte, nosotros somos un equipo reducido de 3 fotógrafos por lo que hacemos un número limitado de bodas en fin de semana y no hacemos más de 1 boda al día. Preferimos siempre la calidad a la cantidad. Además los novios, desde un principio, saben quién va a ser su fotógrafo el día de la boda y no van a encontrarse con ningún fotógrafo subcontratado ese día.

Y por último, podríamos decir que otra diferencia sería que nuestra maquetación es totalmente personalizada y nunca utilizamos plantillas. Diseñamos, retocamos, procesamos y maquetamos todas las fotos que elegimos según nuestro criterio basado en nuestros años de experiencia. Es decir, que Black & Blanc es quien decide todas las imágenes del libro y su maquetación, por lo que el control sobre nuestro producto es total por nuestra parte y el resultado es siempre el esperado por los novios, que confían en nuestra profesionalidad y criterio.



¿Qué tipo de novios acuden a vosotros? ¿Qué es lo que os valoran más?

Pues todo tipo de clientes, aunque por regla general suelen ser personas que le dan gran importancia a la fotografía, quieren asegurarse un trabajo profesional y además coinciden con nuestro estilo. Por eso dejan en nuestras manos el resultado final. Lo que más nos valoran, además de nuestras fotografías, es que ofrecemos un trato muy personalizado y saben en todo momento quien va a ser su fotógrafo.




¿Qué ofrecéis a los novios?
Nosotros ofrecemos nuestra experiencia acumulada en años de oficio y nuestra seriedad en el trabajo, además de nuestro estilo personal. Todo ello se traduce en un libro único e irrepetible. Queremos plasmar en el mismo todos los momentos más importantes y emotivos de la boda, mediante fotografías que transmiten movimiento y sobretodo emociones.

Les entregamos un libro de tapa dura con portada fotográfica de una de las imágenes más significativas de su boda. Las medidas del álbum son 30 x 40 cerrado y 40 x 60 abierto y todas sus hojas son copias fotográficas en papel mate. Utilizamos solo fondos blanco o negro. Combinamos la fotografía en color con el blanco y negro y fotos de diferentes tamaños. El libro se compone de 60 páginas y el número de fotografías incluidas depende mucho de la maquetación en cada caso.

También ofrecemos reportaje de vídeo pero de duración no superior a media hora en donde se recoge un resumen de todo lo más emocionante de ese día y de los momentos más importantes, de forma ágil y nada pesada. Combinamos tanto sonido real de algunos momentos clave como el “si quiero” de la ceremonia, o alguna música en directo, con músicas escogidas por nosotros acordes con el ritmo del montaje.
.



¿Cómo trabajáis desde que los novios se ponen en contacto con vosotros hasta el día de la boda?

Normalmente los novios suelen acudir a nosotros porque conocen nuestro trabajo o vienen recomendados. Pero si no es así, en una primera visita sin compromiso, les enseñamos nuestro producto, les explicamos cómo trabajamos, y que sobretodo cuidamos en todo momento la cualidad del resultado final y por supuesto al cliente, tanto durante el proceso como el día de la boda. Una vez nos contratan, hasta unos 15 días antes no volvemos a quedar personalmente con ellos para determinar el timming concreto del día de la boda y todos aquellos momentos o personas que ellos consideren importantes para que salgan en el reportaje. En el caso de que hayan contratado a una Wedding Planner para que les organice la boda, nos facilita mucho nuestro trabajo pues ella es la que además coordina al resto de proveedores implicados ese día y sabe lo que va a pasar en cada momento, por lo que estamos en todo momento informados y no se nos escapa nada. Y llegado el día de la boda, intentamos captar todo lo más importante sin molestar a nadie ni interferir en el trabajo del resto de profesionales que trabajan ese día. En definitiva, se trata de hacer nuestro trabajo pasando desapercibidos pues los protagonistas ese día son los novios.


¿Cómo se encuentra el sector en estos momentos? ¿Qué problemáticas os encontráis como fotógrafos profesionales de bodas?
El panorama actual en el reportaje social es delicado. La verdad es que cuesta encontrar trabajos originales y bien hechos, pues parece que la comodidad de los productos precocinados (plantillas, efectos…) puede sobre el esfuerzo de innovación. Además, por un lado tenemos las mal llamadas “exclusivas” que vulneran ilegalmente la libre elección de los novios, limitando oportunidades laborales al fotógrafo honesto y profesional. Si añadimos a esto la revolución digital, que ha convertido a todo el mundo en “fotógrafo” plenamente capacitado para todo lo que haga falta, “a precio de amigo”, el resultado final normalmente siempre viene con “sorpresa”. Por suerte no todas las parejas buscan “gangas” y quieren y valoran un trabajo profesional. Es por eso que seguimos trabajando y nos siguen reconociendo por nuestro servicio.





Y por último, algún consejo para los novios…


Siempre aconsejamos a las parejas que se imaginen dentro de unos años delante de las imágenes de su boda. Es en ese momento cuando se darán cuenta que un buen trabajo no tiene precio, y es ahora cuando han de saber ver su valor real. Lo más importante, es que sean ellos los que decidan el fotógrafo y que no lo hagan otros por ellos.


Así trabaja el equipo de Black & Blanc. Por tanto, para aquellos novios que den mucha importancia a la fotografía, busquen un trato personalizado y quieran a verdaderos profesionales, Black & Blanc es una de las mejores alternativas. Pues al final, después de los años, el único recuerdo real que queda de ese gran día es el reportaje fotográfico o de vídeo y es por eso que es muy importante saber escoger a un verdadero profesional que sepa transmitir lo que los novios quieren.
.

Fotos: Black&Blanc

No hay comentarios:

Publicar un comentario